Botella de cristal transparente claro, alta y esbelta, con una etiqueta modesta, sencilla y sobria, como lo es el espíritu militar. Una etiqueta que expresa lo estrictamente necesario.

El logotipo está grabado en la botella mediante un proceso artesanal de aplicación de chorro de arena sílica, y acabado en pintura color oro, acorde con los elementos distintivos de la época de finales del siglo XIX inicios del siglo XX.