El isotipo que engalana la marca es la representación del General Gorostieta, buscando fusionar en un solo elemento gráfico al General, la causa por la que peleó y murió, y su caballo.

Se muestra cabalgando al frente de sus tropas en un caballo frisón europeo, mientras porta valientemente en el brazo derecho levantado, el estandarte de la causa cristera. El caballo parado en dos patas simboliza que el caudillo murió en batalla.